ENTRE EL VASO Y LA BOTELLA - Carlos Nieto

ENTRE EL VASO Y LA BOTELLA

Después de un día agitado en la oficina, no existe mejor plan que caer bajo la tentación de una refrescante cerveza en compañía de nuestros colegas. Relajarse por unos minutos bajo el sabor de esta deliciosa bebida mientras vemos un partido, o escuchamos buena música, suena como el oasis perfecto al final de un día laboroso.

La fermentación de los cereales no es un invento muy novedoso. Con la agricultura llegaron también muchas prácticas que no acostumbraban a hacer los campesinos hace cientos de años. Se cree que en el año 8 000 a.C. los agricultores empezaron a crear nuevos tipos de alimentos, como el pan, y con éste llegó la exploración de los ingredientes para crear la cerveza. Esta bebida ha sido parte de la historia, por ejemplo, en el Código de Hammurabi (las leyes más antiguas que se conocen), donde tiene un espacio para ser regulada.

El consumo de cerveza trae también algunos beneficios para el cuerpo, por ejemplo, no muchos lo saben, pero ésta tiene altos niveles de silicio, lo cual ayuda a mejorar la estructura ósea. Así mismo, su consumo moderado ayuda a controlar enfermedades del corazón, riñones y cerebro debido a sus componentes naturales.

Esta bebida de dioses se puede disfrutar de muchas maneras en diferentes presentaciones y diferentes tipos de fermentación. Pueden tener una fermentación baja (Lager), alta (Ale) o espontánea (Lambic). Puede ser rubia, negra o roja. Y puede también variar la forma en la que es servida. ¿Es mejor beberla en botella o en vaso? Aquí algunas sugerencias que lo ayudarán a inclinar su balanza:

– La cerveza de barril se conserva mejor, la presión que tiene al ser servida ayuda a que se genere espuma y se mejoren sus sabores. Por el contrario, una cerveza de botella deja escapar el gas en un tiempo muy corto lo cual hace que el sabor también se escape.

– La cerveza de botella pasa por un proceso de pasteurización, lo que hace que se pierda un poco el sabor original en ese proceso. Sin embargo, la cerveza de barril está, generalmente, carbonatada por una inyección de varios niveles de CO2 y nitrógeno; esto también influye en que su sabor disminuya del original.

– En el barril, se debe tener mayor atención y cuidado de la cerveza; si dicho barril no se limpia o se mantiene muy bien cuidado, afecta directamente al sabor y a la calidad. La más mínima impureza, puede incluso causar bacterias que afecten a quien lo beba.

Elija ahora usted de qué forma merece esta cerveza ser bebida por usted y sus amigos, y sin importar cuál elija recuerde que el mejor acompañante para una buena cerveza, es una cena agradable, una compañía alegre, y por supuesto, mucho estilo.

Compartir este post



2 thoughts on “ENTRE EL VASO Y LA BOTELLA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.