COMIDA SOBRE RUEDAS - Carlos Nieto

COMIDA SOBRE RUEDAS

A lo largo y ancho del mundo las propuestas gastronómicas se renuevan según las necesidades de las personas. Así, cada día nuevos platos y formas culinarias son inventadas para complacer los caprichos de todo tipo de personas en el mundo. La comida callejera es perfecta para aquellos hombres en las grandes capitales que viven momentos acelerados (ya sea por su trabajo o las exigencias de su vida personal). Un hot dog o gyro en Nueva York o un taco o flauta en el D.F son recetas que adquieren cada vez más acogida debido a que no necesitan de una gran elaboración, y por el contrario, puedes saciar el hambre en cuestión de segundos.

Los food trucks, llegan a nuestro país para darle fin a ese mito de que la comida callejera está normalmente ligada al prejuicio de ser poco higiénica o de no ser muy caracterizada por su salubridad. Pese a que este modelo existe hace mucho años, recientemente se ha visto una identidad mucho más gourmet por parte de estos. En países como Canadá, Inglaterra, y por supuesto, Estados Unidos, los food trucks (o camiones de comida) van de este a oeste y de norte a sur llevando recetas innovadoras para sorprender a las personas que van por las calles. Basta ver la película “Chef” para entender la gran acogida que ha recibido este proyecto en las ciudades norteamericanas. Cada uno de estos restaurantes a cuatro ruedas es pensado y ambientado bajo un concepto que los identifique; desde los platos que sirven hasta la estética del camión.

Laura Escobar, con su food truck “Bacon Street”, fue una de las primeras personas en traer el sistema a las calles bogotanas. Hoy, ubicados en un parqueadero en una de las zonas más exclusivas de Bogotá, Bacon Street y otros camiones de comida han apagado sus motores para calentar las brasas y los hornos.

“Food Truck Park”, ubicado al lado del centro comercial Atlantis Plaza, trae consigo camiones a disposición de personas en busca de propuestas gastronómicas diferentes. Bacon Street, Roller Toaster y I Love Choripan, son los camiones que usted encontrará siempre, además de una caseta donde las personas pueden conseguir bebidas y postres. Otros camiones como “Aborigen” y “Andariego” vienen y van de vez en cuando para deleitar a los comensales por unos cuantos días. El tema de quedarse en un lugar fijo y no rodar por las calles está también ligado a características legales que no les permiten vender comida por doquier; sin embargo, este obstáculo resultó ser una oportunidad para crear su propio espacio, donde el servicio es amigable, la comida deliciosa, y el ambiente recuerda a momentos de un agradable picnic casual.

Este es un destino especial para un viernes de comida rápida, una opción saludable y divertida. Es perfecto también, para visitar con toda la familia, pues la música y el ambiente son idóneos para los más jóvenes o para aquellos con alma jovial. La calidad es el ingrediente principal en cada preparación; y por supuesto la influencia americana e internacional está presente en las recetas. Un lugar para visitar en compañía de amigos en un día soleado que se quieran distraer de la monotonía y la rutina.

Compartir este post



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.